La excepción pone a prueba la regla

Pues resulta que la frase hecha que tantos conocemos y hemos empleado con acrisolada sabiduría dice lo contrario de lo que debería decir debido a una mala traducción (y, lo que es peor, no le podemos echar la culpa a Google Traductor). No, la excepción no confirma la regla, sino que la compromete. Le debo esta aclaración a un artículo del filósofo Fernando Savater, quien a su vez descubrió el entuerto gracias al escritor y periodista estadounidense Ambrose Bierce (1842-1914). Una de las cáusticas y didásticas entradas de su Diccionario del diablo ―confío en que Rodolfo Walsh la haya traducido bien― lo explica:

Ambrose Bierce | ⇒Un clic para ampliar

Excepción. Cosa que se toma la libertad de diferir de las otras cosas de su clase, como un hombre honesto, una mujer veraz, etcétera. “La excepción prueba la regla”, es un dicho que está siempre en boca de los ignorantes, quienes la transmiten como los loros de uno a otro, sin reflexionar en su absurdo. En latín, la expresión “exceptio probat regulam” significa que la excepción “pone a prueba” la regla y no que la confirma. El malhechor que vació a esta excelente sentencia de todo su sentido, sustituyéndolo por otro diametralmente opuesto, ejerció un poder maligno que parece ser inmortal.

Sigue leyendo
Email this to someoneShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInPrint this page

Un comentario

  1. Nunca entendí ese famoso aforismo y siempre lo juzgué absurdo Pero como tampoco entiendo una buena parte del refranero, no le di mayor importancia. Muchas gracias por desfacer este entuerto, como hay tantos, producto de una mala traducción.

Puedes opinar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *