El corazón, el chocolate y el nexo

Portada de la novela de Nieves García Bautista ‘El amor sabe a chocolate’ (Edición digital, 2014).
⇒ Un clic para ir a la acerada crítica

Que el chocolate es bueno para el corazón ya lo pensaba Nieves García Bautista antes de que los científicos de la Universidad de Aberdeen hiciesen público un estudio que relaciona su consumo con una reducción del 25% en las probabilidades de muerte cardiovascular. No hay más que cotejar las fechas: el trabajo de los británicos apareció en la edición digital de la revista Heart a mediados de junio de 2015; El amor sabe a chocolate, la última novela de Nieves, asomó por Internet a mediados de diciembre de 2014. La constatación de este nexo incontrovertible me ha impulsado a escribir una furibunda crítica de la novela mientras me fundía una tableta Carrefour 80% a fin de protegerme de que el riesgo de sufrir un infarto de miocardio sea dos veces mayor tras un arrebato de ira, como advierte un informe publicado online en The American Journal of Cardiology. Podía haber hecho lo mismo con El amor huele a café (2012) ―que en 2015 ha publicado en papel Suma de Letras―, con La mensajera de los sueños imposibles (2014) o con La conspiración de los idiotas (2015), pero no habría tenido la excusa del chocolate. Y, para que no quede ninguna duda de mi intención, he puesto la acerba reseña en la sección Libros amigos.

Sigue leyendo
Email this to someoneShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInPrint this page

Puedes opinar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *