‘Ha sido un placer vivir mi vida con vosotros’

Foto de un escaparate de Almacenes San Carlos, en Madrid, antes de cerrar, en el que un cartel reza: “Ha sido un placer vivir mi vida con vosotros. Rosa”.
Escaparate de los Almacenes San Carlos en la calle de Atocha (Madrid, febrero de 2015) | ⇒Un clic para ver un detalle de otro cartel

¿Quién, salvo los malvados caseros, no siente simpatía por esos comerciantes tradicionales que han tenido que cerrar sus pequeños negocios, o están en ello, a causa de la inicua Ley de Arrendamientos Urbanos? Son tenderos y hosteleros que firmaron el alquiler hace treinta años como mínimo, y que pagaban unas rentas del orden de la tercera parte, sino menos, de lo que se paga ahora por lo mismo. Según la ley esos contratos ya no valen, y los inquilinos deben renegociar el precio con los propietarios, es decir, aflojar el triple o más. Algunos aseguran que hacían competencia desleal, pues el arrendamiento es clave en la estructura de costes de estos negocios, y que si no renuevan es porque no eran competitivos. Otros aducen que de este modo los cascos históricos de las ciudades se van a convertir en “todo franquicias y chinos”, como expone un cartel en el escaparate de los Almacenes San Carlos, un local de lencería de la calle de Atocha, en Madrid. Dicen las clientas que allí atendían de maravilla, y que Rosa, la jefa, solía acertar con lo que cada una deseaba y no se molestaban en buscarle en los Women’Secret de turno. No lo dudo. Y aunque nunca he tenido el gusto de ser cliente, para mí, Rosa, como paseante habitual de la zona, también ha sido un placer. (Y no creo que sienta lo mismo cuando la franquicia o el chino que ocupe su lugar cierre ―porque vaticino que será mucho antes de los 84 años que ha estado abierto Almacenes San Carlos―. Bueno, seguro que llegado el caso tampoco pondrán un aviso tan entrañable como este: ¿se lo imaginan en el escaparate de un McDonald’s, o de un Oysho?).

17 DE FEBRERO DE 2015

Sigue leyendo
Email this to someoneShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInPrint this page

Puedes opinar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *