Para el lector inteligente

Foto de una tienda Desigual al comienzo de la primavera con un gran cartel que reza, en grande: “TODO ―50%”, y en diminuto “*colección invierno”.
Tienda Desigual en la plaza del Callao (Madrid, marzo de 2015) | ⇒Un clic para ampliar un pequeño detalle

Últimamente se oye mucho eso de “consumidor inteligente”. Lo que nos faltaba, dicen empresas y comerciantes, la crisis no solo ha traído una caída de las ventas sino que, por su culpa, el consumidor se ha vuelto un ser pensante y avispado. Ya no basta con colarle cualquier oferta estúpida y engañosa para atraparlo, ahora hay que prometerle descuentos como dios manda, y bajar los márgenes comerciales, y esas cosas tan lacerantes.

Yo no digo que no, que muchas empresas no se hayan visto obligadas a reducir sus márgenes. Tampoco afirmo que antes los tuvieran demasiado altos. Pero esta expresión no deja de ser una técnica de marketing para halagar la vanidad del ciudadano con el fin de que consuma, eso sí, inteligentemente. Oiga, que usted se ha vuelto un lince y ya no podemos darle gato por liebre, así que demuéstrelo y compre esto. En lenguaje publicitario español, you are the smart shopper.

Es como cuando se habla de humor inteligente, no para alabar la calidad del espectáculo, sino para adular al público. O de agencias de inteligencia, cuando se ha demostrado hasta la saciedad ―gracias, Edward Snowden― que ahora son más de espionaje que nunca (el próximo paso será llamar inteligentes a los espías: una película de inteligentes, o un nido de inteligentes).

Valga un botón como muestra de las compañías que se dirigen al consumidor inteligente. En la foto de arriba, tomada al comienzo de la primavera, se puede ver un gran cartel a la entrada de una tienda Desigual en el que el monumental TODO -50% resulta que solo incumbe a los restos de la colección de invierno (este pequeño detalle se debería ver haciendo clic sobre la foto).

23 DE MARZO DE 2015

Sigue leyendo
Email this to someoneShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInPrint this page

Puedes opinar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *