«Política cambiaria de flotación administrada del tipo de cambio»

Se inaugura a bombo y platillo la sección Frasecitas con un eufemismo económico. Eso sí, argentino. ¿Por qué argentino, cuando Cita a las Diez es un blog español y el Ejecutivo español ha gastado tantas energías en desarrollar eufemismos?, se preguntará, molesto, alguien. Sin ir más lejos, la ingeniosa Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social, con su “movilidad exterior” (por emigración económica); o Cristóbal Montoro, el valiente ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, con la “regularización de activos ocultos” (por amnistía fiscal); o, por descontado, el jefe de la banda, el resuelto presidente Mariano Rajoy, con la “apertura de línea de crédito para el sistema financiero español” (por rescate bancario).

Sin quitarle méritos a la producción del actual Gobierno ilestrado de España, creo que el eufemismo del jefe de Gabinete de Ministros argentino, Jorge Capitanich, se sitúa en otro nivel. Tan alto que parece que tiene que haber salido de un comunicado escrito. Pero no: lo dijo en vivo y en directo, según reflejan las agencias que asistieron a una conferencia de prensa a principios de 2014 en la que anunció varias medidas económicas.

“Esta decisión obedece a que, en el marco de la política cambiaria de flotación administrada del tipo de cambio, el Gobierno considera que el precio de la divisa, es decir del dólar, ha alcanzado un nivel de convergencia aceptable para los objetivos de la política económica”, dijo a periodistas el funcionario.

No lo dijo en un arrebato propio del momento, a juzgar por la entrevista que publicó en febrero Tiempo Argentino, firmada por Mariano Beristain y Martín Piqué. Aclara Capitanich:

Jorge Capitanich—Tenemos un sistema económico cuyas decisiones se han tomado con un hilo conductor, tendiendo a cumplir metas de política económica. En ese contexto se produce la decisión en materia de política cambiaria, de administrar el tipo de cambio con flotación administrada para establecer un tipo de cambio de convergencia razonable en virtud de los objetivos de política económica. Eso implica la estabilidad y previsibilidad para avanzar, conjuntamente con la política monetaria y fiscal, en seguir trabajando en los objetivos de política económica. Todo eso, sumado, consiste en una clara definición política.

Y sí, por supuesto, cuando dice “política cambiaria de flotación administrada del tipo de cambio” se refiere a lo mismo que el vicepresidente del Área Económica del Gobierno venezolano, Rafael Ramírez, cuando mencionaba por las mismas fechas “un nuevo modelo cambiario”: devaluación.

Sigue leyendo
Email this to someoneShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInPrint this page

Puedes opinar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *