Citas con la etiqueta Nieves García Bautista

El lado oscuro de ‘El alma bajo la lluvia’

Portada de la novela de Nieves García Bautista ‘La mensajera de los sueños imposibles’ (Suma de Letras, 2016).
⇒Un clic para ampliar la portada

La autora favorita de Libros Amigos está de actualidad en formato doble. Un año y medio después de editar en papel El amor huele a café, la editorial Suma de Letras (Penguin Random House) repite jugada con el segundo libro publicado por Nieves García Bautista en Internet, La mensajera de los sueños imposibles (552 páginas, 16,90 euros), una “delicada historia ambientada entre Francia y España, en la que”, como dice el paratexto de la contraportada, “el amor, la amistad, los secretos y los sueños se entrelazan en una trama perfectamente trazada, de escritura sublime y rematada al detalle”.

Portada de la novela de Nieves García Bautista ‘El alma bajo la lluvia’ (Edición digital, 2016).
⇒Un clic para ir a la acerada crítica

En formato digital, la escritora madrileña vuelve a enamorarnos con su última novela (la quinta en cinco años, tras El amor sabe a chocolate), en la que desmenuza con esmero el anverso y el reverso de las relaciones humanas. Indiferencia y pasión, traición y amistad, culpa y perdón, y, por encima de todo, el amor y el desamor transitan por las páginas de El alma bajo la lluvia con la amenidad, la agilidad y la honda sutileza a las que Nieves nos tiene acostumbrados. No obstante, debemos reconocer que no todo han de ser parabienes, porque no todo es bonito en este precioso libro. De modo que, muy a nuestro pesar ―y a riesgo de perder una amistad que tanto valoramos―, nos hemos visto obligados, por lealtad a nuestros raros lectores, a desvelar el lado oscuro de El alma bajo la lluvia en una objetiva crítica que hemos colgado en la sección Libros Amigos.

El corazón, el chocolate y el nexo

Portada de la novela de Nieves García Bautista ‘El amor sabe a chocolate’ (Edición digital, 2014).
⇒ Un clic para ir a la acerada crítica

Que el chocolate es bueno para el corazón ya lo pensaba Nieves García Bautista antes de que los científicos de la Universidad de Aberdeen hiciesen público un estudio que relaciona su consumo con una reducción del 25% en las probabilidades de muerte cardiovascular. No hay más que cotejar las fechas: el trabajo de los británicos apareció en la edición digital de la revista Heart a mediados de junio de 2015; El amor sabe a chocolate, la última novela de Nieves, asomó por Internet a mediados de diciembre de 2014. La constatación de este nexo incontrovertible me ha impulsado a escribir una furibunda crítica de la novela mientras me fundía una tableta Carrefour 80% a fin de protegerme de que el riesgo de sufrir un infarto de miocardio sea dos veces mayor tras un arrebato de ira, como advierte un informe publicado online en The American Journal of Cardiology. Podía haber hecho lo mismo con El amor huele a café (2012) ―que en 2015 ha publicado en papel Suma de Letras―, con La mensajera de los sueños imposibles (2014) o con La conspiración de los idiotas (2015), pero no habría tenido la excusa del chocolate. Y, para que no quede ninguna duda de mi intención, he puesto la acerba reseña en la sección Libros amigos.

‘El amor sabe a chocolate’

Mira que se lo tengo dicho, a la amiga Snows, pero no hay manera: erre que erre con la escritura de novela romántica. Y no digo que no la borde, ni tampoco que sea una borde por no hacerme caso, pero pienso que le sobra talento para que aborde otros registros más cercanos a mi exquisito gusto literario, que es de lo que se trata: novela negra, thriller, ciencia ficción, fantasía, humor, divulgación científica. Continúa

Nieves García Bautista, el romanticismo de la independencia

Portada de 'La mensajera de los sueños imposibles'
⇒Un clic para ampliar

Después de arrasar en 2013 con su primera obra, El amor huele a café, nuestra querida amiga Nieves García Bautista se desmelena en su vuelta al ruedo digital con otra novela romántica, La mensajera de los sueños imposibles.

Lo de arrasar no está dictado por la amistad, sino sustentado con números. Según Babelia, el suplemento cultural de El País, El amor huele a café fue la primera novela romántica independiente más vendida en 2013 en España (y la quinta en general), y en la tienda de Amazon fue la segunda sumando papel y el formato electrónico del Kindle.

Y si es independiente, además de romántica, es porque quiere serlo. No sé si voy a contar algo confidencial: Continúa