Citas con la etiqueta Pushkin

Puedo proporcionarle esta suma ―le dijo―, pero como sé que usted no se sentiría tranquila hasta no resarcirme la deuda, no querría yo abrumarla con nuevos quebraderos de cabeza

No, no es algo que le haya oído al empleado de una oficina bancaria florentina al denegar un crédito. Fue el escritor Aleksandr Pushkin (1799-1837) el autor de esta retorcida a la par que elegante justificación, que figura en La dama de picas. El hombre algo sabía de deudas, en parte por su afición al juego, que es de lo que trata el relato. Sin embargo, la temprana muerte del escritor ―uno de cuyos discípulos literarios fue Dostoyevski, el de El jugador― se debió a la defensa de su esposa, Natalia Goncharova, que según se cuenta fue la otra parte causante de las ingentes deudas acumuladas por el moscovita, quien se veía obligado a mantener a dos hermanas solteras de la mujer y a pagar las frecuentes y lujosas fiestas que organizaba. Pero Pushkin no tuvo que defender a Goncharova de nada relacionado con el dinero, sino con la maledicencia instigada por el zar, que según dicen utilizó esa taimada vía para desprestigiar al escritor, al que temía por sus ideas políticas. El caso es que lo mató en un duelo a pistola un tirador profesional que se batió en nombre de un barón que le había llamado cornudo en un panfleto anónimo. Aunque era anónimo, Pushkin dedujo la autoría del barón, al parecer, por el estilo. Normal que saliesen de su pluma frases tan retorcidas, a la par que elegantes.

Retrato de Aleksandr Pushkin (1799-1837), escritor moscovita, autor del relato 'La dama de picas'
Aleksandr Pushkin | ⇒Un clic para ampliar

Así empieza La dama de picas: Continúa